Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 agosto 2009

PrincipedeVergara1929-fullEl sol ya se escondía entre los edificios. Había sido un duro día de trabajo, pero la buena noticia recibida hacía que hubiera merecido la pena. De hecho,pensaba, habría merecido la pena todos los días de trabajo duro hasta ahora. El tercer cigarrillo se consumía entre sus dedos nerviosos, deseosos de que llegara…

-¡Carmencita!, sí que te has retrasado esta vez. ¿qué te ha pasado? -dijo fingiendo enojo.

-¡Ay, mi pobrecito Felixín¡- dijo Carmencita casi sin aliento -las monjas me han encargado terminar el vestido de la mujer de un militar de muy alta graduación Decían que era muy importante que estuviera listo para mañana…

-Las monjas y sus historias, piden para Dios y no dan ni para Cristo-dijo con mueca medio sonriente- anda, vamos, te acompaño a casa, pero no vamos a coger el tranvía hoy, vayamos andando, que quiero contarte una cosa.

Félix encendió otro cigarro, casi no le cabía el corazón en el pecho de la emoción cuando le dijo:

-Carmencita, ¿tú quieres que nos casemos?

-Ay Felixín, me dices cada cosa… claro que sí, pero por ahora no tenemos dinero para la casa, yo no gano bastante con las monjas porque, aunque trabajo muchas horas, pagan muy poco, y luego doy clases a los niños que no saben leer en el sindicato sin cobrar nada.

-Ah, si, las misiones pedagógicas del barrio, dentro de poco te llamará Alberti, para unirte a la barraca…. jje,je.

-No te burles de mí, un pueblo ignorante es un pueblo manejable y tenemos muchos analfabetos en el barrio.Además yo no me meto con tu fútbol…

-Perdona, tienes razón, por eso te quería contar una cosa- la abrazó cariñosamente.

-Dime.

-Han venido a verme unos ojeadores del atlético de aviación y me han ofrecido un contrato, Carmencita, un buen contrato. cinco temporadas muy bien pagadas, podría dejar el trabajo en la fábrica, aunque seguiría perteneciendo al partido y a las JSUs, claro. Podrías dejar el trabajo con las monjas y casarnos por fin.

Tú también podrías continuar con las juventudes socialistas ahora que ya eres la mujer con el mejor puesto . ¿Qué te parece? te has quedado sin habla…

En el barrio de San Blas ,en ese momento, sólo el volumen ligeramente alto de un discurso radiado de Largo caballero rompía el silencio de la calurosa tarde.

-¿De verdad?, Ay mi Felixín, si sabía yo que al final triunfarías con esto del fútbol… ¡pues claro que sí!! en cuanto firmes el contrato, buscaremos casa y luego… nos podremos casar-le subieron visiblemente los colores, algo que a él le encantaba.

En seguida llegaron a la puerta de su casa, ella con los ojos encendidos todavía pensando en  la buena suerte que habían tenido y él, encantado de verla así. Juró para sí mismo que no le faltaría de nada nunca ni a ella ni a los hijos que engendraran juntos. LLeno de orgullo, se despidió de ella y se fue rápido para no perder el tranvía de la calle alcalá.

Ella se quedó en la puerta mirando cómo desaparecía el que iba a ser su marido, el hombre que estaría con ella para siempre. Pensó que ése había sido el mejor día de su vida y que lo recordaría toda la vida: El día en el que todo empezaría a ser maravilloso  y ambos podrían dedicarse a lo que habían aspirado desde hacía mucho tiempo.

Sí, aquel 18 de julio de 1936, lo recordaría , seguro. Y cerró la puerta. (leer comentario)

Read Full Post »