Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 diciembre 2008

navidad1Una vez más llegan las navidades. Ya son unas cuantas las que llevamos acumuladas, los móviles dentro de nada echarán humo recibiendo SMS que alguien escribió y nosotros reenvíamos en cadena de uno a otro ;así se supone que uno cumple y ya no se siente obligado a llamar a nadie. La maldita publicidad nos saturará de productos innecesarios, se nos azuza a salir a la calle a comprar, a salir, en definitiva a consumir. Evidentemente, como buenos borregos, la estrategia funciona ala perfección y a pesar de la crisis, cada año son más los euros que destinamos a una fiesta en la que todo se ha supeditado a gastar lo poco que nos queda si restamos hipotecas y demás.

A pesar de que estas fechas ya no representan casi nada ni para mí ni para nadie, según se van cumpliendo años y pasando navidades, vas recordando cómo eran hace tiempo (esto es seguro, un síntoma de que me estoy haciendo mayor).

Dejando a un lado el tema familiar, y eso que media  un abismo entre las navidades de hace 20 años y las de ahora, yo recuerdo con especial cariño algunas de las que pasé con mis amigos de toda la vida, cuando aún éramos chavales y pasar una noche en vela era algo heroico.

La rutina era casi siempre la misma, en nochevieja, a eso de las 0:30 bajábamos todos, los que salían y los que no y hacíamos la ruta que era ir a a casa de  Carlos. Allí mi amigo, casi siempre intentaba convencerme para salir de marcha, pero entre las veces que estaba enfermo (siempre coincidía) y que yo  no era muy fiestero y menos en nochevieja, siempre me escaqueaba.

Luego ya empezaba el plan, una vez Pablo, Jorge, Miguel y yo, nos quedamos a jugar a la ruta del tesoro hasta las 7:00 de la mañana, nos subimos a casa para desayunar, coger un balón de baloncesto e irnos a jugar a eso de las 8:00… nos quedamos dormidos los cuatro y no aparecimos hasta la tarde.

Otra noche me quedé con César jugando a la consola hasta las 4:00 de la madrugada. El único día hasta ese momento que salí propiamente de “marcha” fue a una fiesta organizado por el “drink team” con Pablo, Raúl, César, Dani, Celia, Vicky,creo que Miguel , Rubén y las dos amigas de Celia que merecerían un post propio.

Era un Local sin servicios en el que pasamos un tour de force para no quedarnos dormidos a tomar por saco de casa y sin transporte, meando en la calle y a las 9:00 hechos papilla  a casa. He de decir que a pesar de estar fuera de sitio completamente, no me lo pasé mal del todo.

¡Ah!, ciertamente, las navidades de antes no eran como las de ahora, allí nos reuníamos también, en casa de Ernesto, a jugar al mus hasta que se echaba encima el sueño y nos íbamos cada uno a su casita…

Como podeís observar nunca he hecho nada especial , pero cuando llegan estas malditas fechas uno no puede pasar por alto la época navideña en la que fuimos a Alcorcón con los amigos de Carlos, las canciones de Freddy Mercury en solitario sonando constantemente y tantas otras cosas que seguro que  me dejo.

Read Full Post »

GENTE IMPRESENTABLE

celtaSi, podríamos decir que mis amigos de toda la vida y yo, en nuestra época, ahora ya no, éramos”gente impresentable” del estilo de la canción de Celtas Cortos. Siempre, como norma general, hemos ido en contra de todo lo que significara “moda” o hacer lo que hacía todo el mundo. La razón no sabría explicarla pues no íbamos en contra de forma premeditada, simplemente no iba con nuestra forma de ser… no sabría explicarlo.

Cuando la gente empezó a fumar en el instituto (éramos críos y eso significaba ser mas “machote”), nosotros no lo hacíamos y despotricábamos contra el tabaco. Los chavales empezaban a beber también y se estilaba salir los fines de semana por ahí a discotecas.. pues ahí estábamos nosotros en el barrio y sin probar una gota de alcohol, si la gente decía “blanco” para nosotros sería “negro” por narices.

Recuerdo que también se llevaba tener el pelo rapado estilo patético-militar con la máquinas cortadoras llamadas coloquialmente “motos”, pues el colmo fue que un día, fui a la peluquería y me corté el pelo muy corto, y cuando la peluquera me dijo.”¿te paso la moto?”, yo contesté.”no,no” y ¡me rapó a tijera!, seguro que me puso a parir.

La música que más se oía era el bakalao, basura sonora que repudiamos desde un principio, y  así pasaba con todo en general, llevábamos la contraria a cualquier cosa que fuera generalizada en esa época difícil .

Era genial rebelarse contra ese sistema, tener las narices de hacerlo de forma casi unánime y encima enfrentarse a  cual quier subnormal  que, haciéndose el gracioso, intentaba sin éxito hacer bromas sobre nuestra forma de parecer.

Poco a poco pasamos por el aro, pero con bastantes reticencias en muchos aspectos, el tiempo pasó y comenzamos a perder esa radicalidad, aceptábamos algunas reglas, y después de bastante tiempo, nos convertimos en gente “normal”.

A pesar de todo, algunos siempre nos hemos mantenido fuera de ese círculo vicioso de las modas, odiándolas desde lo más profundo, y ese poso ha quedado en muchos de  nosotros , de aquella pandilla inolvidable,irrepetible.

Aún recuerdo una vez que nos pidieron un cigarro , todos dijimos, “no fumo”, y se pensaban que nos reíamos de ellos.

A veces, me gustaría volver a sentarme en el banco de detrás de nuestro bloque y pasar una tarde de Domingo con  esta “gente impresentable” de la que no sé nada desde hace mucho, muy a mi pesar.

Read Full Post »

guadalajara25Una de las cosas que hemos tenido en común mis amigos y yo ha sido el interés y el gusto por todo lo medieval, música, ciudades castillos, murallas, etc,Incluso  tuvimos una época en la que cada fin de semana nos daba por viajar por los alrededores de Madrid en busca de un algo que nos pudiera remontar al medievo.Toledo, Segovia, Ávila fueron sitios de obligada visita, pero también, en Guadalajara, descubrimos una gran variedad de construcciones  de la época como el castillo de Torija,el cual vistamos de forma exclusiva: Hablando con el guardia, nos dejó la llave del castillo, una pedazo de llave que os podeis imaginar, subiendo hasta lo más alto de las torres, observando los frisos en las puertas, los escudos de armas, todo para nosotros solos… una experiencia alucinante.

Recorrimos pueblos de poquísimos habitantes donde cerca había algo antiguo, siempre fuera de lo que se llama ahora turismo rural, lo nuestro era otra cosa, nada de domingueo, como ya he dicho alguna vez, había que entrar de lleno en esa época, descubrir parajes poco transitados y alucinar con lo que veíamos, todo bien aderezado con música celta y con las lecturas de nuestros libros favoritos bien fresquitas (de temática medieval o fantasía épica).

También hicimos cosas que no estaban demasiado bien como colarnos en las murallas de Ávila por un sitio peligroso, por dentro de ellas, donde no se veía nada y podíamos haber acabdo nuestra aventura de mala manera.

No obstante aún recuerdo la última vez que hicimos la ruta por un castillo que estaba bien entrado Guadalajara, aunque no me acuerdo del nombre, recuerdo estar subido en la torre y ver el crepúsculo del día de otoño y los últimos rayos del sol extendiendo  una paleta de colores sobre los campos de la alcarria. Toda una experiencia por desgracia irrepetible hasta la fecha.

Read Full Post »

pepe-navarro1Hace ya muchos años, en mi instituto, se les ocurrió llevarnos al programa que por aquel entonces presentaba Pepe Navarro a media mañana, una especie de magazine matutino que se alargaba hasta las dos de la tarde en la cadena de tv Antena 3. Lo que no recuerdo es el nombre.

Cuando llegamos a San Sebastián de los reyes, nos metieron en un cuarto enorme con una televisión que lógicamente echaba telebasura de dicha marca para entretenernos hasta que empezara. Una vez pasó el tiempo , hastiados de la espera, un compañero, el “rus”, fue a la garita a pedir que, por favor, cambiaran de canal que ése era un rollo y que a ver si nos podían poner tele 5.

A nuestro cachondeo le sucedió el castigo de los profesores que habían tenido de penitencia “cuidarnos”hasta el final del programa, pero era un adelanto de lo que sucedería después…

Entramos por fin al plató, mucho más pequeño de lo que parece en la tele. Mis amigos,los dos Albertos y yo nos pusimos arriba del todo. Al poco aparece el regidor y dice “a todo lo que diga Pepe teneis que decirle que sí “… Empezó el programa.

Aparece de repente Pepe Navarro con los brazos como si tuviera unas pistolas en las cartucheras y dice : – ¿a que parezco John wayne?- mirando al público.- ¡NOOOOOOOOOOOOO!. (toma, vuelve a por más, machote).

-Joder con los salesianos. – dijo en tono sorprendido y en directo para toda España…

Al poco aparece una de sus ayudantes, mi amigo Alberto, todo un gentleman dice:

– mira, vaya labios tiene, parece una puta.

pero lo que él no sabía es que la jirafa con su micrófono grabando el sonido ambiente estaba justo encima de él con el cachondeo general y nuestro en particular.

Nuestra “amiga” tenía que llamar por teléfono al azar preguntando ¿tiene pelos en la lengua? y cuando lo preguntó, las hormonas de algunos no pudieron contenerse y soltaron un “en los huevos” diáfano cual  mañana de primavera.

Curiosamente ese programa era un especial que duró muy poco. En seguida nos echaron y los profesores nos miraban con muy mala leche. Habíamos dado la nota ante toda España, pero vaya, ojalá pudiéramos repretirlo.

Read Full Post »