Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 noviembre 2008

dibujo1Hay partes de nuestra vida, experiencias, momentos, situaciones con personas, incluso lugares, que nos han influido sobre nosotros de forma directa en una u otra fase de la existencia. De ellas, siempre hay algunas que desaparecieron en contra de nuestra voluntad y son las que recordamos con mayor intensidad.

Cada vez que perdemos una de dichas experiencias,  no se puede evitar sentirse como el capitán Nemo, un personaje que, harto del mundo, decide refugiarse en el mar, que se convierte en su dominio, con poder absoluto sobre cualquier cosa que contenga. Allí, en un rincón oculto, a cientos de metros de profundidad, cubierto por una inmensa cantidad de coral, se encuentra el cementerio donde descansan sus compañeros de viaje. De la misma forma, ocultos en un rincón, vamos enterrando en nuestra mente cientos de experiencias únicas que ya no volverán y tendremos que continuar nuestro viaje sin ellas a pesar nuestro.

Esta sentencia llamada tiempo nos condena a pasar por este cementerio muchas veces a lo largo de la vida y siempre resulta igual de doloroso aunque ya hayamos recorrido el camino  en multitud de ocasiones.

Así, este Nemo cada vez más viejo y resentido con todo,  parte de nuevo, en su propio Nautlius, a deambular sin rumbo por el oceano,perdido, esperando con temor el momento en el que tenga que volver al lugar  y darse cuenta de que ya no queda nadie más que él.

Read Full Post »

LA ÚLTIMA LECCIÓN

sin-nombreEsta foto pertenece al último día que estuvimos juntos casi toda la clase de 5ºB en el “Santo Domingo Savio”. Fue un día muy especial, terminábamos el ciclo y ya éramos técnicos profesionales. De ochenta personas que entramos en primero apenas unos veinticinco conseguimos terminar todo.Ya he comentado que ojalá hubiera durado más pues fue, seguramente, la mejor época para mí. De esa época recuerdo muy pocas cosas malas, en el instituto nos lo pasábamos que no era normal, teníamos ganas de que llegara el lunes para continuar y encima, sacaba buenas notas. Recuerdo los buenos amigos, los buenos momentos, los buenos profesores que tuve y  puedo decir que todavía conservo la amistad de algunos después de trece años.

Ése día concretamente,  aún pasándomelo genial, fue, quizás, el día más triste, ya que se acababa algo que ya se sabía que debía finalizar. Empezaba una nueva etapa, unos continuaban estudiando, otros iban a la mili y el resto a currar. Yo pasé por las tres fases, intenté continuar estudiando pero no me llegaba la nota, intenté currar pero no salía nada y acabé haciendo la mili.

De esos cinco años recuerdo con especial cariño el último, quinto. Éramos los amos, ya sólo quedábamos los que queríamos estudiar y las clases eran de otra forma, incluso los profesores que cursos anteriores estaban siempre cabreados, ese año eran hasta simpáticos. Fuimos a la MAHOU de visita y ardió Roma, organizamos la fiesta  de María Auxiliadora, el cine, tantas cosas.. fue fantástico.

Una cosa curiosa es que casi todos tenían mote en clase, excepto yo y alguno más que nos llamaban por el apellido. Así a mis grandes amigos “chucho”, “fil”, “lonchas”,”yupi”, “salmonete”, había que añadir “berzas”, “pancho”, “conejo”, “borrego”, (bueno, éste era apellido), “tito”, “Valdano”, “harpo”, “heavy”, “amorfo” y alguno que se quedó atrás como “macario”, “mostasancho” y los que me haya olvidado, que son muchos años ya…  .

No me olvido de los profesores: “Villaroya”, “Chase roberti”, “dopo”, “workbook”, “porquetuerespedro”, “barisidro”, “superlópez”, “yoda”, “cazalla”, “cantinflas”, “tuckleberry”.

Espero poner algún post más con las aventuras en ése, mi colegio, en el que años después, incluso me casé.

Aún conservo el pin de antiguo alumno que me dieron ese día, al igual que esa foto, de la que soy único poseedor. Lo guardo junto a mis “joyas de  la corona”, las entradas de los conciertos, el regalo que me hizo mi niño del día del padre y algunas más que guardo con cariño y que intentaré conservarlas para siempre…

Read Full Post »

escocia31Si señores, el blog ha llegado a las 1.500 visitas algo inpensable cuando empecé a escribir.

Esto lo creé cuando, teniendo casi lista la versión 2.0 de la web, con música, efectos y mucha parafernalia, me dí cuenta de que era demasiado curro para sólo poner las “batallitas” de antaño.

Así que cambié todo y comencé un blog que al principio fue un completo fracaso. Fue entonces cuando puse mi best-seller  “aquel fallido viaje a Escocia” . A partir de allí las estadísticas empezaron a subir y ese post tiene la mitad de las visitas.

Pero, la verdad es que, más que las visitas, que son muchísimas para lo que esperaba, lo que más me ha gustado han sido los comentarios, lo cual me ha revelado que algunos textos han llegado a donde yo quería: a volver a vivir esa época inolvidable y saber que los que me han escrito también han hecho ese viaje conmigo.

Tal cantidad de visitas y sobre todo los comentarios me han dado ánimos para continuar contando este manojo de batallas que no merecen perderse en la memoria, pues una vez pasado  el tiempo, esa vida llena  de  preocupaciones, crisis, responsabilidades y demás problemas de “mayores”, hace que se vayan quedando debajo hasta que ya sólo queda un confuso recuerdo de lo que fuimos.

También es una forma de evadirse de dichos problemas y de volver a hacer lo que siempre nos gustó:Jugar al fútbol en el “poli”, viajar a Escocia, jugar al SPECTRUM, ir al colegio,comprar discos, divertirme con mis amigos… En definitiva, volver a ser el que era.

Read Full Post »

desintegracion_del_tiempoHay viejos recuerdos, anécdotas, vivencias que no tienen suficiente “cuerpo” para tener un post propio pero que tienen la misma carga que los otros. Son como pequeños flashes de la memoria que vienen al pasar por ciertos lugares, al escuchar algunas canciones o simplemente aparecen en la mente cuando quieren.

Son aquellas pequeñas cosas que provocan una sensación de “deja vu” dolorosamente dulce y que es difícilmente explicable, como recordar un sueño que poco a poco va perdiendo su forma.

Aquellos juegos en el “pachamac” o en el “Nautilus” con mis amigos Carlos, Víctor y Javi.

Cuando nos quedamos a ver un concierto de QUEEN en el escaparate de una tienda de electrodomésticos hasta bien entrada la noche.

Las visitas al videoclub REX para coger una peli los fines de semana en casa de Dani y Raúl.

Cuando nos pusimos a pedir aguinaldo y cantábamos “San josé Bendito” y “los pastores son”.

Las tardes en Manuel Becerra visitando las tiendas de libros de fantasía, maquetas y juegos de rol ARTE-9, ALFIL y LA FLECHA NEGRA.

La visita a la fábrica de cerveza  MAHOU con los salesianos.

Las tardes repartiendo propaganda con Carlos.

El día que mis padres me trajeron mi SPECTRUM.

Las noches de juerga en el CHIK con José, Antonio, Luis carlos, Fernando…

Las visitas a “la ochava”, el bar de José Manuel.

Son innumerables, todas ellas recordadas con inmenso cariño, todas ellas pequeñas, distantes,reducidas por el maldito tiempo a  sólo un concepto, una idea que contiene un montón de sensaciones, que te devuelve durante un tiempo muy corto a esa época y te traen de vuelta de forma violenta,pero no te impiden revivir esos buenos momentos una vez más.

Read Full Post »

mikeoldfieldUno de mis pasatiempos favoritos hace ya bastantes años, antes de internet, era bucear literalmente en las tiendas de discos, cuando había, claro.  Muchas veces, el dinero que me daban mis padres para salir, lo invertía en música, casi siempre rara y difícil de encontrar, por lo tanto, cara.

Las mejores tiendas de discos que he conocido fueron los “MF DISCOS”, sobre todo los de la calle José del Hierro y  Marqués de Corbera. La de José del Hierro, desaparecida y en su lugar un chino, quizá fue mi tienda favorita durante años. La descubrí gracias a coque y a Miguel una vez que Pablo y yo les acompañamos. Llena de vinilos y cintas en expositores, podías tirarte tardes enteras buscando música de todos los estilos. Lo que nos sorprendió era que, al lado de la dependienta, había una rejilla y un comunicador. La chica pedía lo que querías e inmediatamente subía por dicha rejilla que comunicaba el almacén con la tienda.

La tienda se convirtió en visita obligada casi semanal porque cuando no era yo, era algún amigo el que quería o comprarse un disco o una cinta virgen para grabarlo. A veces, íbamos al de Marqués de Corbera, justo enfrente del dragón(ésta sigue existiendo). Ésta era mucho más pequeña pero la regentaban dos gemelos que sabían muchísimo de música y siempre encontrábamos algo interesante y a buen precio. Recuerdo que en navidades era casi imposible ir porque la gente literalmente se salía de las tiendas y hacía colas inmensas para hacer sus regalos…, eran otros tiempos.

Siempre recordaré también cuando íbamos Carlos y yo a recorrernos tiendas de discos en el centro de Madrid para buscar sobre todo rarezas e inéditos de QUEEN, uno de nuestros grupos favoritos.

Buscar discos era una aventura, un descubrimiento, pues muy pocas veces comprábamos lo que se estilaba en la época, hoy una BSO, mañana new age, pasado rock sinfónico o heavy, entonces pasábamos las tardes investigando, aprendiendo, probando, a veces comprando, y alguna vez maldiciendo lo que había comprado, pero ese interés común hacía que saliéramos todos a buscar música y nos lo pasáramos genial.

Ahora  ya no tengo ese gusanillo de  ver cuando llegaba el viernes para comprarme un disco o pasarme por MF sólo para observar y pensar cuál sería el siguiente que caería cuando tuviera dinero.

Ya no llego a casa muerto de ganas por encender mi equipo de música para probar el último de Mike Oldfield o ver  quién es ese David Arkenstone que me compré por la portada.

A pesar de haber contribuído a la muerte de esa tienda, cada vez que paso por el chino de José del Hierro, no puedo reprimir la sensación de rabia, y pensar que cada vez quedan menos cosas que merecen la pena.

Read Full Post »

MI VIEJO SPECTRUM

sinclair_spectrum_large_0img_assist_customEl aparatito que veis a la izquierda es el primer ordenador que tuve. Para mí los ordenadores eran aquellos chismes con los que podías cambiar la notas de tu colegio, conectando el teléfono a un aparato que emitía chirridos extraños, según cuentan en la peli “juegos de guerra” .

un día, mi amigo Carlos, me dijo que le habían regalado un SECTRUM, yo no tenía ni  idea de lo que era eso, pero cuando subí a su casa, en su habitación, cuartel general donde jugamos a mil juegos, desde chapas al imperio cobra, lo ví por primera vez. Chiquitillo, con teclas como una calculadora y conectado a una tele en blanco y negro ( en aquella época aún quedaban). Incontables fueron, a partir de ese día, las veces que subíamos a jugar con aquel aparato. llegando a tirarnos las tardes completas hasta la noche en los fines de semana jugando a  Juegos míticos como JET-PAC, COOKIE, BANDERA A CUADROS, COBRAS ARC, SKOOL DAZE…. Pero lo mejor venía cuando conseguíamos una adaptación de máquinas recreativas( Estuvimos años suspirando por un GHOSTS AND GOBLINS, nuestra máquina preferida) . Lo bueno era que en el barrio, gracias a los ordenadores que ya empezaban a ser comunes, nos reuníamos todos a conseguir, cambiar, comprar el que podía permitírselo, todo tipo de juegos que hacían que las pandillas de amigos fueran de lo más heterogéneas.

Así pasamos años inolvidables, yo conseguí mi spectrum, Pablo su flamante spectrum +2, Dani y Raúl se pasaron a la competencia, AMSTRAD. Nuestros amigos y “rivales” Montoro, Antiñolo, “los del barrio de abajo” competíamos por ver quién conseguía el mejor juego o la última novedad.

Aún conservo mi viejo ordenador precintado y todo, ya no por lo que es, un aparato obsoleto y averiado, sino porque representa un trozo de mi infancia, de visitas al rastro, de partidas salvajes, joysticks golpeados, reuniones de amigos, diversión y un poco de nostalgia por una época que ya no volverá.

Read Full Post »

LOS ÚLTIMOS DÍAS

tiempo

No sé si será una cosa común en toda la gente, pero, de las etapas de la vida, yo suelo recordar siempre con cariño sobre todo los últimos días. Quizá sea por que esos últimos días representan el cambio entre fases, la incertidumbre de no saber qué habrá luego y la tristeza de abandonar algo que te gustaba.

Recuerdo, por ejempo, mi último día de Colegio en el KAPUR, no era como los demás últimos días de curso. Ya no volvería a ver nunca más a muchos compañeros y amigos con los que había estado 6 años. Pasábamos a una etapa en la que todo estaba por hacer, descubrir y en ocasiones perdernos en ella: la adolescencia.Ése último día de Junio de 1988 fue la última vez que estuve con mis amigos de clase hasta tarde, nunca más volví a ver a Antonio, Jorge, Vergara, ni a muchos otros.

Por supuesto, el último día en los Salesianos, siempre he dicho que ojalá mi F.P. hubiera durado diez años, pues esa época inolvidable fue fantástica, y ese fatídico último día lo recordaré como magnífico pero muy triste al mismo tiempo, nos separábamos después de 5 años de aprendizaje conjunto y ahora esperaba el mundo laboral…  pasando por la mili, claro.

El último día de mili…  uf, qué decir de ese 7 de Noviembre de 1996, nunca he tenido tantos sentimientos acumulados, luchando cada uno por su lado por salir, pasaba de la alegría a la tristeza, de la risa al llanto en segundos, la alegría más pura por haber terminado el castigo más grande que me han infligido y al mismo teimpo tristeza infinita por no volver a ver a mis buenos amigos.Una vez en el aeropuerto, cada uno por su lado, ya solo, camino de mi casa, no sabía discernir con nitidez si pasó en realidad o fue un mal sueño… ,

El último día en mi primer trabajo. Desgraciadamente, tengo el defecto de apegarme sentimentalmente demasiado a cosas que no debería, pero  de esos últimos momentos, después de 7 años   recordaré con cariño, mi “cueva”, mi PC con mi música, mis fotos pegadas en la pared y , a pesar de todo, algunos compañeros/as.

Así podría continuar con el último día jugando en mi equipo de fútbol, AMPHIPOLIS. Se acababa un tiempo, una época, llevábamos jugando juntos décadas y de repente… se acabó. Los comentarios, las ganas de que llegara el domingo siguiente y lo bien que me lo pasaba con mis amigos Raúl, David, José Antonio, Rafa, Víctor, Luisma, carlos,. Jorge, Roberto, Antonio, el otro David…

Quizá lo que me pasa es que no me gusta que pase el tiempo.

Read Full Post »

Older Posts »